3 problemas que pueden ocurrir en tu vaporizador y sus soluciones rápidas news

3 problemas que pueden ocurrir en tu vaporizador y sus soluciones rápidas

0 Comentarios
A todos nos ha pasado alguna vez, estamos tan acostumbrados a usar nuestros vaporizadores de manera “regular” que cuando detectamos alguna anomalía, caemos en pánico, ¿qué hago cuando mi cigarro electrónico no funciona bien?

Por ello, hoy te vamos a platicar de 3 problemas muy comunes que pueden ocurrir y sus soluciones rápidas para que puedas estar tranquilo. Y recuerda, si el problema persiste, es momento de llevar tu equipo a revisión.

¡Vamos a ello!

1. La batería no responde

Si la luz led indicadora no parpadea, es un indicador de que tu batería se quedó sin carga y es momento de recargarla. Si ésta no admite la carga, comprueba que el cargador está funcionando correctamente y si aun así sigue sin funcionar, es momento de cambiar tu batería. No olvides que las baterías para cigarrillos electrónicos tienen un número limitado de cargas posibles, al acabarse estas, es momento de reemplazarlas por una nueva

2. Cuando vapeo, obtengo un sabor a quemado

Si has notado que el sabor de tus líquidos ha cambiado y tiene esencia a quemado, puede ser que la resistencia haya llegado a su fin. Por lo que la solución más rápida es cambiarla por una nueva. También, no olvides que, si tu resistencia ha funcionado sin líquido en algún momento, lo más probable es que se haya quemado el algodón de su interior.

3. El atomizador burbujea y sale líquido

Este tipo de problemas suele presentarse cuando la resistencia de tu cigarrillo está inundada de líquido. Esto se produce cuando entra más líquido en la resistencia del que se evapora. Si la entrada de aire es superior, te recomendamos quitar la boquilla, poner boca abajo tu dispositivo sobre papel absorbente y presiones el botón durante 5-6 segundos en posición invertida para aspirar. Repite hasta que ya no ocurran los burbujeos. Si la entrada de aire es inferior, lo mejor es abrir la entrada de aire al máximo, poner un pañuelo de papel alrededor de los agujeros y soplar fuerte hacia afuera por la boquilla, sin presionar el botón.

Y tú, ¿ya conocía estas soluciones?


Dejar un comentario