Vapor vs. Humo, las diferencias news

Vapor vs. Humo, las diferencias

0 Comentarios
La experiencia de vapear y la de fumar parecieran muy similares. Te llevas el cigarro o el vapeador a la boca, inhalas y sueltas humo o vapor. Y es aquí donde reside la diferencia principal: no es lo mismo el humo que el vapor.

Si bien a muchas personas el humo les parece muy molesto, el vapor puede llegar a ser un elemento más sutil y característico de los vaporizadores. Puede llegar a tener nulo olor y puede desaparecer con facilidad.

Pero, ¿cuál es la diferencia científica entre el humo y el vapor?

Vapor vs. Humo

Comencemos por el cigarro tradicional y el humo. En una experiencia de cigarro tradicional existe un proceso llamado combustión, en donde al quemar ciertas sustancias o componentes químicos, se desencadenan nuevos elementos que generan la aparición del humo. Si bien la nicotina en su estado es más puro no es dañina, el proceso de combustión y la aparición de nuevas sustancias es lo que puede resultar perjudicial para nuestro organismo.

En el proceso de un cigarro electrónico es distinto. En este proceso no existen substancias nuevas si no que se evaporan las existentes, lo que conlleva a la aparición de las nubes de vapor. Al no haber proceso de combustión, el proceso no es dañino. En otras palabras, vaporizar un líquido modifica su estado pero no modifica las moléculas de su fase original del estado líquido.

Las nubes de vapor y las nubes de humo pueden ser muy similares a simple vista, pero su composición es totalmente diferente. El humo es producido por todo aquello que se quema y se desintegra en carbono y el vapor sucede cuando un cuerpo líquido se convierte a un estado gaseoso.

Una nube de humo trae olores y substancias que hacen que la gente lo relacione al proceso de combustión de otros materiales (por ejemplo la basura). En cambio una nube de vapor es simplemente un líquido que cambio de estado y se evaporó.

También vale la pena comentar qué una nube de humo puede llegar a generar muchos residuos que eventualmente provocan daños en pintura, muebles o decoración. Los residuos son tan tóxicos que llegan a manchar todo tipo de materiales, incluidos los dientes.

Ahora que conoces la diferencia entre humo y vapor, ¿cuál prefieres tú?


Dejar un comentario